Descripción del Yacimiento

Cueva Victoria está formada por seis grandes salas y numerosas galerías situadas a diferentes niveles, con un recorrido comprendido entre dos y tres kilómetros. Hemos explorado las seis salas y las galerías que las comunican, pero no hemos llegada al final de la cavidad. No existe un mapa preciso, pues sólo están cartografiadas, con rigor topográfico, por los alumnos de la Escuela Técnica de Minas de la Universidad Politécnica de Cartagena dos salas: Sala Unión (o Cueva Victoria I) y Cueva Victoria II. Existe un mapa orientativo realizado por espeleólogos de Cartagena.

La Sala Unión tiene 150 metros de longitud por 30 de anchura máxima y de 15 a 20 de altura. Es una sala imponente, iluminada por amplias aberturas y pozos artificiales. Esta sala está muy alterada por la actividad minera. Hay grandes bloques desprendidos que cubren todo el suelo, en los que pueden observarse las señales de las perforaciones cilíndricas para introducir los explosivos. Estos grandes bloques dominan el aspecto general de la sala. En el lado Este hay un intrincado laberinto de galerías situado en niveles inferiores por los que puede transitarse sin grandes dificultades, aunque en ocasiones debe progresarse en posición reptante. Estas galerías son en parte naturales y en parte artificiales. El recorrido es interesante y no hay peligro.

En el lado Oeste está la Sala de La Música, que aún conserva vestigios de pequeños espeleotemas. El acceso a esta sala es bastante fácil. También en este lado hay dos pequeños túneles artificiales realizados por los mineros. La mayoría de los restos fósiles, incluidos la totalidad de los homínidos y fauna africana, se ha encontrado en esta sala. Los restos fósiles se localizan en las paredes y techos de la cavidad debido a la particular historia geológica de Cueva Victoria.

La Sala Cueva Victoria II es más reducida, pues tiene 70 metros de longitud por 15 de anchura y 15-20 de altura. Apenas entra luz, sólo la procedente de la entrada y su aspecto general recuerda más al de las cuevas clásicas debido a que la actividad minera fue menos intensa. El techo y las paredes no ofrecen peligro y se puede visitar con facilidad. En esta sala Joan Pons Moyá encontró uno de los fósiles más completos: un cráneo de Canis etruscus.

La Sala Unión y la Sala Victoria II confluyen en la Sala Circular, con un diámetro de aproximadamente 20 metros y una altura de 10. Tiene una tenue iluminación natural debido a la presencia de un pozo de aireación. El paso de la Sala Unión a la Sala Circular es angosto, pero puede ensancharse con facilidad. La sala Circular no ofrece peligro pues los techos están bien conservados y no alterados por actividad minera. Al oeste de esta sala hay un túnel artificial, realizado por los mineros, de gran longitud. De la Sala Circular y Victoria II salen galerías estrechas que conducen a las restantes salas situadas en niveles inferiores. Dos de estas salas tienen dimensiones similares a las de la Sala Circular y la restante es más grande e impresionante por su oscuridad absoluta, su elevado grado de humedad, la presencia de vestigios mineros, como pequeños muros y la presencia de grandes hongos que tamizan el suelo.Todas estas salas son de difícil acceso.

>> Imagenes